Recibir el tratamiento adecuado ante cualquier clase de patología resulta fundamental, para mejorar la calidad de vida del paciente. Precisamente, si se padece de trastorno afectivo bipolar (TAB), lo mejor es acudir cuanto antes a un profesional de la salud (consultar los mejores psicólogos en barcelona) para controlar de manera efectiva la patología.

El trastorno afectivo bipolar (TAB) es una afección psicológica que altera la vida anímica del paciente y afecta su desarrollo normal durante sus diferentes etapas. Antiguamente, la patología era conocida bajo el nombre de psicosis maníaco-depresiva y la persona afectada no podía llevar a cabo una vida normal. En la actualidad, debido al avance científico, los pacientes que sufren de TAB pueden llevar una rutina absolutamente normal y controlar efectivamente las diferentes etapas de la enfermedad, si reciben el tratamiento adecuado.

Tratamiento del trastorno bipolar

Lo ideal para el tratamiento del trastorno bipolar es hacer un abordaje multidisciplinario para lograr abarcar cada uno de los factores que hacen que la patología se agudice. En este sentido, recibir un tratamiento psicológico puede ser de gran ayuda, pues el paciente logra estabilizarse de manera más efectiva. Las medidas psicoterapéuticas que se llevan a cabo en el tratamiento del TAB son las siguientes:

  • Psicoeducación (PE).
  • Terapia Interpersonal (TI).
  • Terapia Cognitivo Conductual (TCC).
  • Terapia Familiar (TF).

Es válido destacar que el modelo empleado en las estrategias de Terapia Cognitivo Conductual (TCC) se basa específicamente en la experiencia individual de cada sujeto, teniendo en cuenta sus fases maníacas como así también las depresivas. Es importante aclarar que la predisposición genética para sufrir dicho trastorno está absolutamente ligada, no solamente, al medio circundante sino también a los esquemas cognitivos individuales de cada sujeto.

Justamente, los esquemas cognitivos del paciente son un fiel espejo de la forma en que recibirán los pensamientos y las conclusiones desadaptativas que se originarán tanto en la etapa maníaca como así también en la depresiva. Por lo tanto, recibir el tratamiento adecuado es imprescindible para controlarlos o bien evitarlos de manera permanente.

Objetivos del tratamiento del TAB

El objetivo del tratamiento para el trastorno bipolar es que el paciente pueda tener las herramientas adecuadas no solamente para manejar la patología sino para poder mejorar su calidad de vida.

De este modo, a partir de las diferentes estrategias que recibirá a lo largo del tratamiento psicoanalítico, la persona podrá enfrentar las diferentes situaciones que tendrá de manera diaria, ya sea en lo laboral como en lo personal y además manejará sus propias emociones y pensamientos.

De esta manera, estará más segura y además disminuirá significativamente el sufrimiento que genera la enfermedad en sí misma, permitiendo que el paciente se relacione satisfactoriamente con todos sus afectos a nivel personal y pueda desarrollarse íntegramente en su lugar de trabajo.