Menu +

Clima de inestabilidad política en Armenia

El primer ministro de Armenia dimite en medio de manifestaciones multitudinarias contra él. En un comunicado publicado por su oficina, ha afirmado que el parlamentario opositor Nikol Pashinyan, quien ha convocado las protestas, ‘tenía razón’,.

El primer ministro de Armenia, Serj Sargsian, ha anunciado su dimisión después de unos cuántos días de protestas contra él. Ha sidodo en un comunicado en el cual ha subrayado que ‘el movimiento en las calles va contra su mandato’ y que con la renuncia cumple las demandas de la ciudadanía. Ha afirmado también que el parlamentario opositor Nikol Pashinyan, quien ha convocado las protestas, ‘tenía razón’. ‘Yo estaba equivocado’. ‘La situación tiene unas cuantas soluciones, pero no adoptaré ninguna. No es mi tarea. Dejo la oficina de dirigente del país, de primer ministro’, ha manifestado.

Revueltas que pueden desembocar en sangre y muertos

El anuncio llega el mismo día que un gran grupo de soldados armenios desarmados se han unido a las protestas en Ereván, donde hace días que una gran multitud pide la dimisión de Sargsian. El origen de las protestas es Sargisian mismo, al cual muchos armenios consideran que se aferra al poder. Antes de ser nombrado primer ministro ya había sido presidente durante diez años, pero gracias a un cambio constitucional la mayoría de los poderes del sido eran bajo su control después de su último nombramiento.

Sin duda, la inestabilidad política es una de las señas de identidad de los países del entorno. Por eso, los esfuerzos de la UE por “occidentalizar” estos lugares siguen siendo grandes, aunque no siempre pueden tener repercusiones directas positivas. Se espera que en los próximos meses mejore la situación en Armenia. El abandono de Sargsian puede desembocar una situación de calma que sus ciudadanos agradecerán, aunque aún no han quedado claras las consecuencias que tendrá esta dimisión.